Primer intento de continuidad

Sobre tu almohada, una ventana,

un árbol a punto de florecer primavera,

verdes de todas las tonalidades en contraste con el rojo de los ladrillos invadidos de enredaderas

Sobre tu techo, tejas flojas de las noches en que las paredes te quedaron cortas para caminar

Abajo, un portón que sabe ser puerta principal,

unas huellas de perro embarradas en las paredes blancas del jardín

Una mesa que no usás desde la infancia donde tu mamá te servía la leche para merendar

Entrando, un recoveco donde dejás las llaves y la correa que te hace sentir dueño de la única criatura que te saca a pasear

Luego, un living poco concurrido en comparación con tu biblioteca,

unos retratos tuyos de joven sonrisa y de personas que querés y no están más.

Ahora la escalera con descanso,

tu cuarto, la ventana,

tu cabeza en la almohada,

tus ojos perdidos observando el árbol floreado

y más allá, el cielo estrellado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s