Las nubes

Hoy el cielo hizo alarde de su mejor color,
tal vez el entusiasmo incentivó a que el día durara unos minutos más que los anteriores.
Volví a casa a mitad de la tarde,
me recibió un sol cálido que se filtraba por las ventanas como no lo había hecho hasta entonces en las otras estaciones del año.
La casa sola, nunca había estado más quieta y silenciosa.
Toda la felicidad se resumió al momento en que los rayos cayeron de manera tal que ilustraron siluetas antes desconocidas sobre mi pared colorada.
Fui a ducharme,
abrí la pequeña ventana, elevada para personas de mi tamaño y ví más arriba donde la profundidad se nos presenta inabordable, algunas nubes rosas, efímeras y fugaces, como algunas estrellas.
Claro que esas figuras lejanas duraron instantes en el cielo, como detalles de un destello que solo yo ví en un pestañeo para luego desaparecer o fundirse en el azul.
Y pensé en las nubes como sustantivo concreto, por qué es concreto si no las tocamos? apenas las vemos y no existen más que en nuestros ojos y en nuestra imaginación cuando las forzamos a adoptar formas que no les corresponden.
Dudo que mi percepción de las nubes tenga algo similar a la de ustedes, pero sin duda coincidiremos que son un evento maravilloso en el cielo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s