Ser felices

La primavera prometía muchas cosas,

sonrisas como brotes, florecidas.

Aire cálido alternado de lluvias menos hostiles que las del invierno.

Viaje hacia otros brazos, dormir los dos con las ventanas abiertas.

Prometía la aurora en tu cara a la mañana,

el movimiento de las hojas y su sombra en la pared soleada de tu cuarto.

Silencios interrupidos por besos sonoros,

noches de escuchar música en la cama.

Cervezas en la vereda, cuellos acalambrados de mirar las estrellas y pupilas dilatadas.

Paseos en tren sorteando molinetes, ruido de andenes, abrazos haciendo equilibrio entre la gente.

Prometía gira por bares nocturnos, caminatas de cuadras en las que me llevaras con los ojos cerrados.

Alegría de lo que suena bien parecido a la libertad.

Ser felices durante ese ratito, relativizando cualquier tiempo y escenario.

Llamalo una promesa de ganarle a la realidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s