En el pecho el vacío

De todos los achaques de mi cuerpo, el que más me molesta

más que el dolor del cuello, más que los tobillos cuando piso

lo que duele más que el peso de mis párpados en las mañanas y que los labios cuando los corta el frío

es la desazón en el pecho

Como la ausencia de vértigo al abismo.

No hay inhalación antes del salto, no hay salto, no hay caída.

Lo que duele es la línea recta, sin atajos ni alternativas.

Presiona el pecho el vacío, elfríoelcalor da lo mismo.

Arde más que una lágrima seca a mitad de camino

el desasosiego.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s