Al primer amor

Huelo perfume de juventud olvidada y de pasto,

una señora me mira con recelo desde el extremo de la cuadra

Estoy sentada debajo del árbol de la alergia

Los paseantes de la calle Yrigoyen me ven lagrimear sin llorar,

debo dar una imagen patética leyendo Une saison en enfer;

“Y la primavera me trajo la horrenda risa del idiota”

dice Rimbaud
Luego del jueves muestro los dientes, le respondo al libro
Ansío la estación me posea sin demandar algo de mí,

hasta entonces me siento en silencio, turbada y solemne en el banco de la plaza
Aunque el sol llegue caluroso a través de los árboles,

me rehuso a la primavera como a volver al primer amor

Mientras, espero que el tropiezo de un transeúnte me inspire a escribir un relato mediocre o afortunadamente sortee la excreción de un ave sobre mi cabeza enrulada

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s