Todas tus horas

No decido qué hora del día le queda mejor a tu rostro

Si es la mañana, mi hora favorita

Cuando tus párpados rendidos al alba se ven claros y lisos

Tus rasgos son tenues y tus marcas relajadas

Si es al mediodía

En el momento exacto cuando el color de tu pelo refleja todo el sol

Si es la tarde cuando refresca y el viento seca tus mejillas

O es de noche cuando carga tu rostro con el peso del día

Y sos tan bello en todo momento que no decido

Que tal vez ni la luna ni el sol tengan que ver con tu rostro

O quizás en tu rostro esté el ritual de ambos

De todas las veces que te detuviste a mirarlos

Que en tus rostro también estén tus peores pesadillas

Pero eso no importa

Porque tu dolor te hace bello igual

Porque ninguna desgracia puede terminar con la belleza de tu rostro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s