Durazno sangrando

Sobre besos corrompidos

a mordiscos

cómo quisiera, pensé

pero entendí que no pudimos ni sostener la mirada

para saber si era pertinente besarse

no nos mordimos

aunque era necesario

como

Duraznos sangrando

ya bajo el agua

a la orilla del río donde

nos partimos los labios sin besarnos

qué horror

y yo escucho todas las melodías que me gustan

que son siempre las más tristes

qué miseria, qué bronca

no haber sentido

el hierro frío de los labios mordidos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s