Un comentario Agrega el tuyo

  1. juacostringa dice:

    Los hospitales no son lugares donde el humor o la poesia se reciban con gusto. Cuando nació mi hija, para distender un poco en medio del parto, dije en voz alta “al final era un varón, se equivocaron”… a nadie le resultó gracioso

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s