Sueño del 3 de enero

Soñé que mi madre tenía un problema de corazón

estábamos a punto de zarpar un vuelo y unos perros delgados y negros

olfateaban nuestra salud.

Asumí a mi madre frágil,

los perros delgados la señalaron, querían salvarla después de todo.

Debía separarse de sus hijos, parecía no importarle,

desaparece de la historia

como actriz de un solo acto; en escena y luego detrás del escenario.

Mi hermano y yo debemos buscar un vehículo para trasladarla,

tenemos que pedirlo en un idioma incomprensible,

La negación es absoluta, nuestro vuelvo ya no tiene sentido.

Estamos saliendo de la casa de mi abuela, en un auto lleno de otros niños,

recostados sobre valijas,

no hay madre ni padre.

No vamos a volver.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s