El Botánico

Desde entonces, los veranos suceden así; durante los últimos días de diciembre, los contornos violáceos de nuestros cuerpos, bordean la plaza. Lo demás es conocido, retrasamos la despedida, pisoteamos los frutos del jacarandá, desvíamos el tiempo por un camino interno debajo de los árboles, nos decimos; qué bueno verte, hasta el próximo verano.

Viajamos

Viajamos cargados de cosas, y dolor. Mis abuelos hacen que tosen para evadirse del llanto, suena Charles Aznavour. La ruta no puede estar más triste, y cargamos las cosas de alguien que no está entre nosotros. Nosotros no estamos entre nos, mis abuelos dicen estar, al final del camino. Yo no quiero estar sentada acá,…

Cercanías

Es sábado El viento cada vez más hostil El único sentido lo marcan los vehículos en la avenida Todos los destinos me parecen cerca porque camino sin pausa Los semáforos no me detienen El día está oscuro y gris Por eso no me gustan los lentes Los uso para sostener los cabellos que ondulan sin…