No sabía

No sabía que el silencio también es una forma de abandono Que entra como una náusea por el cuerpo que es un eco contra la puerta cerrada.

Como quien se ejercita

Podés hacer poesía como quien hace ejercicio. A diario, preferentemente de mañana estirás, extremidades, llenás el pecho de aire, exhalás; silencio. También se hace poesía en la pausa, descendés vértebra por vértebra en un movimiento hacia adelante, paralela a tus piernas soltás el aire como expulsando de arrojos el viento, La cabeza es lo último…

Peninsular

En el otro extremo de la tierra Bill disfruta el sol sobre un manto de playa negra.   Hermoso contraste en la isla Deception, el cuerpo: sobre los volcanes de la Antártida.