Muerte en verano

Son casi las nueve, muchos duermen. Los esclavos del día abren los ojos temprano, tienen el lujo de demorar en la cama, dan la vuelta a las dudas, un hilo de luz pasa por debajo de la puerta el día espera para entrar, lo que por la anoche los desvela, es absurdo, no hay lugar…