Ignora que mató algo

Con inocencia salta y todo su cuerpo se crispa por el aleteo del insecto observamos la escena desde fuera. Mi gato resuelto y feliz captura el aguacil que entró desde el jardín recién llovido Pasa minutos jugando mientras el cuerpo del insecto vibra y hace un sonido que al gato más entusiasma. Sentimos que somos…

Obsequios

Te obsequié una hoja seca; como de niña regalaba flores recién cortadas a mi madre. Una hoja con historia, sepultada por el otoño, hallada en verano por mis manos cuando arreglaba tu jardín. Conservaba su silueta perfecta, su muerte, no le había quitado la rigidez de las nervaduras, arterias perfectas. De ella se podía ver…

El Botánico

Desde entonces, los veranos suceden así; durante los últimos días de diciembre, los contornos violáceos de nuestros cuerpos, bordean la plaza. Lo demás es conocido, retrasamos la despedida, pisoteamos los frutos del jacarandá, desvíamos el tiempo por un camino interno debajo de los árboles, nos decimos; qué bueno verte, hasta el próximo verano.