Para morir

Otra vez una sala, espero sentada, adentro nace gente. En la clínica hay un lugar de nuevos, y un área de personas que esperan para morir.

Muerte en verano

Son casi las nueve, muchos duermen. Los esclavos del día abrimos los ojos temprano, tenemos el lujo de demorar en la cama, damos la vuelta a las dudas, un hilo de luz pasa por debajo de la puerta el día espera para entrar, lo que por la anoche nos desvela, es absurdo, no hay lugar…

La hora crítica

Me gusta la lluvia porque parece ahogarnos, el agua cuando corre se ve como la extinción de la especie. La premisa es clara, se sabe lo que hay que hacer: nadar o dejarse morir. La hora crítica es simple el agua hasta el cuello y desesperar.