Lamento animal

Como un perro a mitad de la noche en un jardín, sola debajo de la helada, pierdo vapor en cada ladrido. Como un animal lamento la madrugada más fría, rasco la puerta para entrar a casa. Con uñas negras ahueco la tierra húmeda de llanto animal.

Hay que trasplantar al amor

Tenés las manos negras de tierra, desde nosotros todo en esta casa crece, las raíces escapan de las macetas. Hay que trasplantar al amor, ocupa cada vez más lugar y florece. Tus manos hacen pocitos y ahuecan el lugar donde lo dejamos un rato mucho sol mucho sol medio día de sombra y regar