Otro otoño

Las paredes de tu cuarto reflejaban todo el brillo, el sol se arrinconaba en tu cuello y la mañana te colmaba las pupilas de una calidez matinal de otoño

Versos repetidos

Un día voy a dejar de traerte Y no vas a aparecer en este desorden De papelitos arrugados De versos repetidos Para decir Que no sé de vos Que estoy dejando de quererte Contra todo capricho Contrariando mi obsecuencia

Pero no me olvido de tu voz

No volví a olvidarme de tu voz /De nuevo ¿Recordás aquella vez que la había desterrado Y entonces hablaste después de mucho y/ Pronunciaste palabras sin sentido Que a mí me parecieron hermosas? Bueno, No me olvidaré de nuevo de tu voz Aunque no te oiga Aunque no digas más palabritas Y salga o venga…

Olvidándonos

Primero fue olvidarme de tu voz, luego de la dirección del remolino de tu pelo, después de la marca debajo de tu ojo izquierdo que se fue mudando, ¿o era el derecho? Cuando te recordé de nuevo ya me había olvidado de algo que ya no existe de vos en mi memoria El tono vivo…