Qué pena, en verano

Ya no es tuyo el poema

Te pertenecen solo

Los primeros versos

El final abrupto, la huida

Lo que sigue es confuso

Nublado como el cielo de junio

Cuando más voy a maldecirte

Por haberte ido

De mí, digo

Por arrancarte

Qué pena que fuera en verano,

Sin conocer

Nuestras pieles cobrizas al sol

Sin saber

Del sudor del abrazo sin frío

El refresco del beso en la orilla, la espuma

Como la de la cerveza en tu boca, la primera vez

No es tuyo el poema

Ya no recuerdo

Cómo termina tu pelo, tu nuca

Erizada de una caricia

Tus hombros no suavizan

Mi recuerdo de vos

Pero no olvido;

El olfato de la tarde, la ventana abierta

El sueño eterno

De la primavera invencible

Ese rato que fue atemporal

Pero el poema ya no es tuyo

No volverá a hablar de vos

Mientras te invento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s