¿De eso no se habla?

Tenemos que hablar

tenemos que hablar

la idea rumiante de las noches.

Quiero decirte que

es               imperioso que tomemos           la palabra.

¿De qué querés hablar? 

respondés desprendido

ligero.

No sé, de algo

de nosotros, ¿qué pasó?

Nada, hay que seguir adelante

palabras trilladas.

Tanto tiempo pensando en el momento

para que digas            NADA

seguí con tu vida

como si algo hubiera pasado que nos separara

te quiero pero no

no     es    una    excusa.

¿Qué hiciste con la carta 

que te dejé en el cajón?

¿Guardaste la foto que me tomaste

en secreto

por la espalda?

¿Guardaste el color,

el sonido del río cuando subió?

¿Y la temperatura de la tarde

donde dijiste que no había nada?

La vez que quisiste matarte.

¿De eso no se habla?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s