La muerte es un suceso íntimo

¿Y qué derecho tenemos

a pasearnos por la sala,

a llorar a nuestros enfermos?

¿Quién se imaginó alguna vez

desnudo y solo

a la luz blanca del cuarto esterilizado?

¿quién murió dignamente,

quién no se apiadó de sí?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s